Artículo publicado el: 02/09/07, en el reconocido Diario "El Carabobeño"
Valencia, Venezuela.


"Tengo 19 años y estoy sufriendo de diabetes, me cuesta respirar, en las noches me ahogo y me despierto, las rodillas me duelen cuando permanezco mucho tiempo parado, tengo que sentarme y caminar muy despacio.

Ahora mi tensión se elevó, me volví hipertenso. Realmente no sé en qué momento me descuidé, cuando tenía 15 años pesaba 90 kilos, hoy tengo 137 kilos y sé que mi problema es comer mucho, pero ¿qué hago si no encuentro como saciar mi apetito? Quiero volver a ser sano y dejar de ser gordo. "Atahualpa Penzo"


Como el testimonio anterior, hay infinidad de hombres y mujeres que son obesos y según la Organización Mundial de la Salud, la obesidad es considerada como una enfermedad que se propaga más aceleradamente que cualquier otro mal.

Actualmente una de las mejores formas de atacarla son las Cirugías Laparoscópicas Avanzadas Bariátricas y Metabólicas, procedimientos que brindan un manejo quirúrgico de la obesidad, intentan acabar con la diabetes tipo II, regular los valores tensionales y sanguíneos de la persona, brindándole así una mejor calidad y expectativa de vida.

Lo novedoso de estas intervenciones es que métodos propios de la cirugía bariátrica como el By Pass Gástrico, Sleeve Gástrico y Banda Gástrica, pueden realizarse por laparoscopia y se ingresa al organismo a través del abdomen, realizando mínimas incisiones de milímetros a centímetros.

"En estos procedimientos se utilizan pinzas muy delgadas junto a una cámara, para poder visualizar la cirugía. La intervención es avanzada, debido al grado de dificultad al realizar suturas por esta vía, pero anteriormente había que hacer amplias heridas en el abdomen, lo que ocasionaba complicaciones", detalla el Dr. Reinaldo Quijada, especialista en cirugía bariátrica.

Gracias a la técnica se reduce el riesgo de infección de las heridas, pues éstas son mínimas, existe menor dolor postoperatorio, la recuperación es más rápida, incluso algunos pacientes pueden caminar el mismo día de la cirugía. Adicionalmente, el procedimiento tiene una duración de una a tres horas como máximo, obteniendo resultados mejores o iguales a los procedimientos tradicionales conocidos como técnicas abiertas.

Riesgos a evaluar

Es importante aclarar que los riesgos de este tipo de intervención van en función de dos aspectos: los inherentes a un paciente obeso (cardiopatías, diabetes, asma, fumadores) y los relacionados a la técnica como sangramientos, infecciones, experiencia del cirujano y su capacidad de poder prevenir y resolver las complicaciones.

Por lo tanto, antes de someterse a dichos procedimientos, el paciente tiene que estar al tanto que en una Cirugía Laparoscópica Bariátrica Avanzada debe haber un equipo multidisciplinario encargado de descubrir y prevenir las posibles complicaciones.

También es importante que sepa a cuál especialista acudir, pues han ocurrido casos de operaciones con desenlaces fatales. Por ello, es necesario que se informe muy bien, conozca qué técnica es la más acertada para su caso y dónde se realizará, porque pocos especialistas dominan estos métodos.

Hacia la cirugía metabólica

Explica Quijada que los especialistas en cirugía bariátrica habían observado que los pacientes obesos con problemas de diabetes a quienes se les realizaba un By Pass Gástrico se curaban de la enfermedad.

Durante mucho tiempo se le endilgó esta bondad a la pérdida de peso, pero recientemente se descubrió que existen modificaciones hormonales importantes en estos pacientes tras la intervención, que definitivamente normalizan sus niveles de insulina y azúcar en sangre. Es así como surge la cirugía metabólica, dirigida a tratar de curar a pacientes diabéticos de tipo II, realizándose operaciones muy parecidas al By Pass Gástrico, donde se excluye el intestino delgado proximal, observando importantes mejorías.

Es de hacer notar que en pacientes no obesos dicho procedimiento todavía está en fase de estudio, aunque se han obtenido muy buenos resultados hasta el momento, ofreciendo así nuevas esperanzas al diabético para un futuro próximo.

¿Quiénes son candidatos?

Quijada hace énfasis que para seleccionar a los pacientes que pueden optar a este tipo de cirugías, deben manejarse ciertos criterios, como calcular el Índice de Masa Corporal (IMC), relacionándose el peso entre la talla al cuadrado.

"Quien tenga un índice de masa corporal superior a 35 Kg/mt.2 ya es candidato, cuando junto con la obesidad presenten diabetes, hipertensión, problemas articulares, cardiovasculares, hernias hiatales, apnea del sueño, o síndrome de Pickwick".

- Toda persona con IMC superior a 40 Kg/mt.2 ya es candidato para la cirugía, aunque no presente ninguna de estas comorbilidades, refiere.

Indica que el paciente es evaluado en forma integral por un equipo multidisciplinario que consta de nutrólogo, psiquiatra, neumonólogo, internista, endocrinólogo, gastroenterólogo, ecografista y cirujano bariátrico, quienes de acuerdo a su criterio profesional, decidirán si el paciente es candidato o no para la cirugía. Aclara que si el estómago del paciente llegase a estar enfermo, no se opera hasta que mejore, pues se puede complicar en el postoperatorio.

Si desea tener mas información al respecto no dude en escribirnos o comunicarse con nosotros, estamos para responder cualquier duda que pueda tener.